Estilista e independiente, así es Mari Carmen

¿Cómo estáis pasando el fin de esta Semana Santa? 🙏 Yo descansando un poquito, pero no he podido evitar pasarme por aquí para contaros algo muy importante. 

Sé que a todos nos gusta ir guapos y a la moda, así que he decidido entrevistar a una abuela que montó su propio salón de belleza en Cataluña. Se llama Mari Carmen, tiene 75 años y es una andaluza con mucho de catalana ya que ha pasado prácticamente toda su vida allí 💃

La vida le dio un duro golpe hace unos años, pero admite que encuentra su mayor ánimo hablando con Rebeca, su voluntaria en nuestro programa.

¡No te la pierdas y conócela un poco más… 😉!

AUA: Si tuvieras algo que contarme sobre ti en unas pocas líneas, dirías que…

Mari Carmen: Diría que tengo 75 años y que he vivido casi toda mi vida en Barcelona. Después me trasladé a Tarragona porque allí tenía mi segunda residencia y, bueno, me casé con 35 años tras cinco de noviazgo y después tuve a mi hijo, un niño muy especial, el ideal para toda madre. Desgraciadamente cuando él cumplió los 30 falleció en un accidente de tráfico.

AUA: Eres de origen andaluz, ¿qué te ha aportado Andalucía y qué te ha aportado Cataluña?

Mari Carmen: Cataluña me ha aportado todo porque aquí he pasado los años en los que yo me he realizado como persona, como profesional, como esposa y como madre. En Barcelona está mi vida importante ya que me fui muy joven.

Andalucía, por su parte, me ha aportado mis raíces.

Además, como mi hijo era retraído y tímido, yo pensé que podría estar en el pueblo andaluz donde vivo actualmente. Le compré un ático con mi plan de pensiones y le encantó, aunque nunca ha llegado a disfrutarlo por el accidente que tuvo. Esta previsión que hice para su vida ha sido, de manera inconsciente, la previsión para mi jubilación ya que yo vivo en esa casa actualmente.

AUA: Montaste una peluquería tú sola, ¿qué tal fue la experiencia de emprender?

Mari Carmen: Yo misma me hice mi propia escuela de peluquería, soy autodidacta. Resulta que primero me fui a una academia en Hospitalet, y el profesor se metía siempre por medio diciéndome que hacía mal las cosas. Me fui de ahí y monté mi propia peluquería. Nunca he tenido títulos, la única conmemoración que he obtenido ha sido del club artístico de España, además del reconocimiento de donde yo he tenido mi salón.

Yo he hecho todo lo que comprende peluquería y estética, y eso me ha servido para formar siempre a mi estilo. También he hecho la depilación eléctrica, la cera… ¡y mucho maquillaje! He tenido la mano rota porque he maquillado mucho, sobre todo los ojos y la boca, que son los puntos clave para la belleza. Mi éxito extraordinario me hacía maquillar para bodas.

AUA: ¿Guardas recuerdos de tu abuela?

Mari Carmen: Sí, y muy buenos. Era una mujer muy a mi estilo, muy emprendedora y mi abuelo le puso una tienda donde vender los productos que él mismo recogía.

Desgraciadamente la tienda no existe porque un tío mío la vendió. Y, cuando se lleva a un núcleo fuera de la familia, los comercios dejan de funcionar. Es así…

AUA: ¿Qué diferencia has notado entre las relaciones abuelo-nieto de antes y ahora? 

Mari Carmen: En mi caso no es comparativo. Ahora el abuelo protege al nieto y lo disfruta, antes el nieto y el hijo estaban explotados. Si mi abuela se ponía enferma, me tenía que hacer cargo de la tienda y de mi propio abuelo. Recuerdo que cuando mi abuela enfermó, mi abuelo y yo despachábamos en la tienda 

AUA: ¿Qué destacarías como lo mejor de tu vida?

Mari Carmen: Siempre será mi hijo. Yo le miraba a los ojos y no me podía creer que hubiera sido capaz de tener un hijo tan hermoso.

AUA: ¿Cómo te gustaría que te recordara la gente?

Mari Carmen: No tengo esa ambición, aunque sí que me gustaría que la gente dijera de mí que soy buena persona. Siempre muy servicial a los demás, aunque no tengo complejo de líder. Te explico lo que he vivido y lo que he hecho, pero jamás espero nada a cambio.

AUA: Por último, ¿tienes recuerdos bonitos en Adopta Un Abuelo?

Mari Carmen: La verdad es que sí. Yo he estado muy contenta con mi voluntaria, Rebeca. Es una persona encantadora a la que le he contado historias que no sabía y que asegura que le han enriquecido. Le he explicado cosas sobre mi vida en Almería, en Cataluña y las historias de todos los sitios que he conocido. También mi experiencia personal y como se adapta la psicología a la estética.

Una experiencia positiva ya que conoce la historia de lo sucedido con mi hijo y me anima mucho. Ha sido muy alentador ya que con ella he podido ir descargando mis problemas. ¡Un apoyo total!

Mari Carmen es toda una luchadora 💪 que decidió emprender en una época austera donde las cosas no eran nada fáciles. Es todo un ejemplo que anima a la juventud a buscar sus sueños cueste lo que cueste. Así que si quieres conocer a más abuelos para que puedan contarte sus aventuras del día a día, no olvides apuntarte aquí 💙

También te puede interesar

Menú