Abuelas: ¡Este 8-M es por vosotras!

¡Inicio de semana! 🙌 Pero no una semana cualquiera porque, como sabréis, ayer fue 8 de marzo, el día internacional de la mujer. ¡Y cómo no! Es un gran momento para hablaros de las abuelas, las que más esfuerzos han realizado para que muchas de nosotras gocemos de derechos y libertades, así que mi blog va dedicado a todas ellas con la intención de hacerles el mayor homenaje 👵

Es por ello que quiero compartir de manera breve la figura de Ana, una abuela que cuenta de primera mano su experiencia en los medios de comunicación y nosotros nos hemos hecho eco de ello para hacéroslo llegar. Albaceteña nacida en 1938 para quien el significado del feminismo va asociado a la palabra derechos. Dedicó su vida a ser ama de casa y reconoce que nunca olvidará el esfuerzo que supuso sacar adelante a sus seis hijos, a sabiendas de que, en aquel momento, al no ganar dinero se consideraba que la mujer no trabajaba

Cuenta que una de las historias que recuerda con mayor tristeza es el día que compró su primera lavadora. Las críticas le llovieron por todos lados ya que su entorno no comprendía por qué una mujer que no trabajaba fuera de casa necesitaba la ayuda de electrodomésticos para realizar las labores tradicionales. Y, lo peor de todo, es que en este sentido siempre le faltó el apoyo de su marido (menos mal que los tiempos han cambiado gracias a personas como Ana…) 😌

Su perseverancia por las causas justas hicieron que poco a poco se alejara de ese estándar de la época para conseguir que sus hijas fueran educadas con una visión más moderna y, solo ella, logró que salieran adelante siendo mujeres independientes. Desde luego que esta abuela fomentaba el empoderamiento 💪

Como anécdota, ella anima a movilizarse en manifestaciones (siempre y cuando las circunstancias lo permitan) y cree que es muy importante recordar que «las mujeres somos personas y tenemos los mismos derechos que los demás». ¡Y qué razón!

Al igual que Ana existen muchas mujeres célebres por su valentía ante una vida compleja y escasa de igualdad. Así que este 8 de marzo deberíamos de reivindicar a nuestras abuelas, las grandes luchadoras en un período difícil. Merecemos saber sus historias para comprender mejor por qué estamos en este punto en el que jamás vamos a volver a atrás.

Ejemplo de lo conseguido por las abuelas:

  • Desarrollar tu trabajo fuera del hogar.
  • Conseguir un salario justo.
  • Estudiar en la universidad.
  • Vestir con pantalones.
  • Poseer una propiedad.
  • No perder derechos civiles en el matrimonio.

Y un larguííííííííííííííííííííííisimo etc.

Por ellas y por todas nosotras, ¡feliz día internacional de la mujer! 💙

También te puede interesar

Menú