fbpx

Cómo estar completo si te acompaña Dany

¡Ya llega el finde! 😍 Y para que descanséis un poco la mente después de esta semana, os traigo una entrevista con Dany, un señor de 77 años que ha tenido la suerte de viajar por un montón de países para descubrir que no deben de existir las fronteras. 

Además, ha dedicado su vida a ser detective, crupier, auxiliar de vigilante… vamos, ¡tiene el currículum al completo! 🙆‍♀️

Pero os dejo que todo esto y mucho más os lo cuente él 👇

AUA: Dany, ¡preséntate a todo Adopta Un Abuelo y cuéntanos sobre ti!

Dany: Me llamo Dany, tengo 77 años ya y estoy, según mis últimos análisis, completamente sano (risas). Bueno, para empezar a contarte mi vida tengo que decirte que yo no fui educado por mis padres, sino por unos familiares en el campo y por los animales. Por eso siempre digo que de los animales se aprende mucho. Y ya, con 16 años, fui militar en Alemania hasta que a los 18 me dediqué a ir a la escuela de crupier porque yo quería trabajar en un casino. ¡Y lo logré! 

AUA: ¿Cómo fue tu vida como crupier?

Dany: Después de sacarme el cursillo, tuve algunos inconvenientes y desarrollé varios trabajos: estuve en una empresa que vendía licores, pasé por Holanda y Alemania y, por último, recibí un telegrama de un señor que me invitó a presentarme a La Manga del Mar Menor para trabajar en un casino que estaba abriendo. Así que cogí mi coche y me vine con cuatro maletas. A los tres meses me fichó el casino de Valencia. Claro, siempre la misma historia: cobraba 92.000 pesetas en Murcia y en Valencia me ofrecían 290.000, así que no había que pensar mucho. 

AUA: Mis compañeras me han chivado que también fuiste vigilante, ¿puedes contarnos alguna anécdota?

Dany: Yo no tenía el título de vigilante, era auxiliar, pero hacíamos el mismo trabajo, prácticamente. Una anécdota que tengo es que un día me amenazaron con escopetas y me metieron en un coche. Todo porque querían coaccionar a la compañía para la que yo estaba trabajando. Pero yo nunca tuve ningún problema.

Eso sí, en La Manga del Mar Menor estuve de guardia y, de repente, vi venir a la Guardia Civil, la policía… Algo estaba pasando cuando me dijeron: “mire a ver si ahí hay alguien” Y yo les dije: “no tengo armas”. Y, nada, al final cogí una barra de hierro y fui a ver, pero no había nadie. Es una anécdota un poco fuerte…

AUA: También sé que has sido detective, ¿es como en las películas?

Dany: Sí, con 17 años, mientras estudiaba lo de crupier. Hice un cursillo para ser como una especie de espía y, en alguna misión en la que he acompañado a mi jefe, he visto cosas que no me gustaban y por eso yo no quería seguir con este trabajo.

No he destapado crímenes ni nada, pero sí que me especialicé en infidelidades. Bueno, lo típico, entrar en un hotel, en una habitación y, al verlos juntos, hacerles las fotografías e irme. Pero a mí no me gustaba eso de meterme en la vida de los demás.

AUA: Te encantan las películas de crímenes imperfectos, ¿cuál de las que has visto se adecua más a la realidad de un detective?

Dany: Es difícil. Yo los llamo documentales porque hay cosas que están basadas en historias reales y están muy bien hechas, de verdad. Seguramente añaden muchas cosas que no son verdad, pero el fondo de todo es real. Crímenes imperfectos es el mejor de todos los que he visto.

AUA: Holanda, Alemania, Inglaterra, España…has estado en muchos países y afirmas ser un hombre al que no le gustan las fronteras, ¿por qué?

Dany: Yo soy anti fronteras. No soy una persona racista porque para mí no hay colores entre unos y otros. A mí eso me da igual. 

He tenido dos alumnos de otra nacionalidad y, aunque les di todo y no se portaron bien conmigo, no se puede pensar que todos van a ser iguales.

Soy amigo de mis amigos, tengo muy buenas relaciones con todo el mundo.

AUA: ¿Cuántos idiomas hablas?

Dany: Una cosa es decir hablo en tal idioma, y otra cosa es entender y expresarse. Yo hablo muchos idiomas para lo necesario: comer, beber y esas cosas. Pero solo hablo perfectamente español, francés e inglés. Si voy a Alemania no me voy a perder, porque me entiendo con los demás, pero perfectos solo los tres que te he dicho.

AUA: Dany, personalmente, ¿en qué te ha ayudado nuestro programa de acompañamiento?

Dany: Pues verás, el otro día le mandé a tu compañera María un WhatsApp que decía que me encanta el programa porque los abuelos nos sentimos respaldados. Ya sabes que a veces no tenemos mucha ayuda. 

Yo tengo un padrino que además es todo un señor de buen corazón, siempre intenta ayudar. Creo que cosas de este estilo como ayudar a los abuelos deberían de existir siempre. En este país se pierde mucho dinero y se podría invertir en este tipo de cosas. 

Espero vivir muchos más años para poder conocer a mi padrino en persona, de verdad.

AUA: ¿Tienes algún consejo que quieras transmitir y que pienses que pueda ayudar a los demás?

Dany: Bueno, yo no soy un hombre de discursos, siempre lo he dicho. Fui el presidente de una asociación de defensa de la mujer y siempre he dicho que un hombre no es completo si no tiene una mujer a su lado.

Pero, si me pides que le diga algo al resto de mayores, yo les diría que se animen, que la vida sigue y que la edad es un número que se escribe en el papel. El de verdad está en el corazón. 

Para terminar la entrevista, Dany me comentó que se emociona mucho cuando habla de este tipo de cosas. A mí me ha llegado al corazón, desde luego. Ojalá tener tantas vivencias como él a lo largo de mi vida, pero, mientras tanto, lo mejor que puedo hacer es acompañarle para que me lo transmita de primera mano. De la misma forma puedes acompañar a cualquier otro abuelo para nutrirte de su experiencia así que, si te animas a ello, pincha aquí para empezar 💙

También te puede interesar

Menú