fbpx

José y Mariana: el flechazo de Cupido

¡El amor definitivamente está en el aire! Y, para todos los que habéis seguido con mucha atención las dos historias que os he contado para este San Valentín, os comento que hoy tristemente es la última, pero os va a enamorar ❣️

Como bien sabéis, el amor lo podemos encontrar en todas las partes del mundo y, esta vez, nace en República Dominicana de la mano de José y Mariana, un matrimonio de origen ecuatoriano que se conoció hace 50 años. Él, de 71 años, no dudó en declararse a ella, de 70, cuando eran jóvenes. ¿El motivo? ¡Así me lo cuentan! “Fue amor a primera vista”. Y lo mejor de todo es que fue, justamente, en el mes de febrero, ¿a que es genial? 😍

¡Deleitaos con esta historia de principio a fin! 👇

Mariana, una chica de 19 años, siempre fue una persona muy responsable; por la mañana trabajaba en una tienda de caramelos y cigarrillos mientras que por la noche estudiaba. Pero, en un bonito día de 1969, su vida cambió.

José, un joven de 20 años, se dedicaba a viajar por motivos laborales y, en uno de sus viajes, se paró a descansar cuando Cupido cumplió su misión: “un flechazo” 💘 me comentan ambos.

Se trataban de dos personas muy independientes ya que José era huérfano y Mariana no tenía una muy buena relación con su madre, lo que produjo que, en una época en la que los familiares tenían decisión sobre las acciones de sus hijos, estos pudieran dejar fluir sus emociones para hacer lo que realmente sentían. 

Tras una bonita relación de amistad, la cosa llegó más lejos hasta que José fue todo un valiente y se decidió a invitar a Mariana a salir 💪 Y, poco a poco, casi de manera improvisada, decidieron dar el paso y casarse en 1971.

¿Queréis saber exactamente cómo fue? José me lo relató de esta manera 😂 “Yo tenía una habitación en Quito, y recuerdo que cogí rápido unos papeles, salí corriendo a por el vuelo y llegué a la República Dominicana dos horas antes de la boda”. Y si os preguntáis si había alguien en la boda, deciros que “no habían invitados ni nada, solo los dos testigos”, me narra Mariana.

Todo fue improvisado por la falta de recursos, pero sus ganas por formalizar el vínculo que ambos tenían superaron cualquier obstáculo.

Pero no os preocupéis por ellos, porque años después lograron casarse tres veces como de verdad se merecen 😱 Sí, sí, como oís. Y lo mejor de todo… ¡ya van a por una cuarta! ¡Las bodas de oro!

Además, cuando les pregunté qué momento recuerdan como el más especial de todos los que han vivido, lo tienen claro. Fue cuando cumplieron 25 años juntos. Mariana me comenta emocionada que nunca se va a olvidar de ese instante ya que fue en su país, y sus hijos les ayudaron a organizar un gran banquete con amigos. Por este motivo, están deseando celebrar la nueva boda para estar con su familia y poder seguir celebrándolo 🕺

También la convivencia se hizo complicada por la importante labor de Mariana en un hogar con cuatro hijos y por las discusiones que surgen del día a día, pero no dudan en sacar esta conclusión: “Aunque ha habido muchos momentos malos, nunca ha existido eso de decir nos divorciamos y se acabó aquí”.

Tantos años juntos son el resultado de unas cuantas claves que no he dudado en preguntarles:

  1. Temple: “A veces hay que tener aguante”.
  2. Serenidad: “Si alguna vez te llegas a casar, disfruta de tu vida en pareja y espera a tener hijos”.
  3. Entereza: “Los altibajos existen en la relación. En el matrimonio no siempre hay felicidad o amargura”.

Para acabar, deciros que de igual forma se han arrancado a exponerme cuáles son sus defectos, pese a que reconocen que son idénticos en cuanto a personalidad 😂

  • Mariana: “Mi mayor defecto es el mal carácter, que a veces se me sube y me enfado al momento”.
  • José: “A veces no nos entendemos porque soy un renegado y cabezón, por lo que quiero las cosas al instante”.

Como veis, la historia de José y Mariana es inspiradora para contar la importancia del amor en este San Valentín tan importante para nosotros. Al igual que esta semana, celebraremos diferentes temáticas para que los protagonistas sean los mayores y personas como tú. Así que, si no quieres perderte ni un solo detalle, no te olvides de participar con nosotros.

¡Hasta la próxima! 💙

También te puede interesar

Menú