fbpx

Recorre España con la sabiduría de Rafael

Buenas tardes, mis queridos lectores ☀ Hoy vengo con una SÚPER entrevista a un abuelo que es top total. Se llama Rafael y tiene 67 años. Aunque es natural de Madrid, se podría decir que es de muchos lugares ya que ha pasado casi toda su vida conduciendo su taxi por numerosos pueblos y ciudades 🚕

Y, aunque ha tenido algunas dificultades personales, siempre tiene una vitalidad que le hace sacar lo mejor de sí mismo. Tanto es así, que es un fiel defensor de Adopta Un Abuelo a través de sus redes sociales 😍 A mí me ha conquistado completamente.

Sin entretenerme más, os dejo que leáis esta entrevista para descubrir por vosotros mismo lo genial que es 👇

AUA: En primer lugar, ¿qué quieres que la gente sepa de ti?

Rafael: Pues que me llamo Rafael García, tengo 67 años y voy a ser famoso gracias a vosotros (risas). Además, fui taxista, y tengo 33 años de profesión y una espalda jorobada, por no decir otra palabra (risas). Nací en Madrid, en la calle Áncora número 32, en mi propia casa, como se hacía antiguamente. Tengo dos hijos y no fue hasta el año 2004 que me quedé solo. Así hasta entonces, moviéndome como puedo por las circunstancias de la covid-19.

AUA: Has sido taxista toda tu vida, ¿sabrías conducir sin GPS por Madrid?

Rafael: Sí, sí. Ahora me costaría más pero no en el sentido de que no me sepa las calles, sino porque estas han cambiado su nombre. He pasado muchos años de aquí para allá. También llevaba a mi mujer que trabajaba en los laboratorios Rochas como un tonto todos los días y, ¡venga!, calle para arriba y calle para abajo (risas). 

Yo empecé en la profesión a finales de los años 80 y me acuerdo perfectamente de la primera carrera que hice como taxista. Fue un viaje de Fátima a Aluche en un 132 para llevar a mi hijo. Y, la última, en el puente del Pacífico, el 31 de diciembre del año 2018. 

Gracias a Dios nunca he tenido ninguna desgracia en cuanto a atracos se refiere, a pesar de que he circulado mucho por la noche. 

AUA: Seguro que has visto mucha gente peculiar, ¿cuál es el cliente más extraño que has tenido?

Rafael: Ha habido muchos (risas). Principalmente mujeres y hombres que se me han ofrecido, aunque yo he sabido capear el temporal. No se me olvida la de veces que he soltado esta contestación: “como te vuelva a ver otra vez, no te vas a montar en mi taxi”. Eso es una falta de respeto para alguien que está trabajando, sinceramente te lo digo, aunque el 90% de las personas que han montado en mi coche eran personas honradas. 

También recuerdo que me intentaron estafar en Moratalaz con un billete de 5.000 pesetas y el hombre, tras dármelo, me dice: “deme el cambio”, pero era falso el dinero que él me dio.

AUA: ¿Qué es lo mejor que te ha pasado en la vida?

Rafael: A pesar de todo, tener mis dos hijos y casarme con mi mujer. Yo la conocí por mi excuñada que trabajaba conmigo, y no se me olvida que la vi en una peluquería en Príncipe de Vergara y llevaba un abrigo de conejo que me dejó el coche lleno de pelos. Y nuestra primera cita fue en la cafetería Santander de la Plaza Santa Bárbara, fíjate cómo me acuerdo. Muy bien todo, pero yo no sé qué pasó tras casarnos. Fue como Dr. Jekyll y Mr. Hyde (risas). Pero, como se suele decir, agua pasada no mueve molinos.

AUA: Me han contado por ahí que en tu juventud te gustaba la juerga. ¿Cómo te divertías?

Rafael: La juerga sana, hay que aclarar. Siempre he respetado mucho a las mujeres. Básicamente mi juerga era viajar y divertirme. Estuve en México, Cuba, República Dominicana, Jamaica…me lo he pasado muy bien. Y porque no puedo seguir ahora, eh. Lástima que no me puedo meter en un viaje enorme.

AUA: ¿Y como taxista has podido viajar a otros lugares?

Rafael: Pues sí, España me la conozco entera. Aparte de por trabajo, que estuve en Barcelona un tiempo, fui por curiosidad desde la frontera con Francia hasta Cádiz. Y, también, conozco Portugal, Andorra, Francia, Marruecos… y todo lo que te he dicho antes.

De hecho, mi hijo es parisino. 

AUA: Siempre me gusta preguntar por un consejo que nos ayude a todos a mirar la vida con otra perspectiva, ¿qué crees que es importante no olvidar jamás?

Rafael: El respeto y la confianza hacia otra persona con la que convives y con la que estás.

AUA: Eres de las primeras personas que entró en el programa de acompañamiento de Adopta Un Abuelo, ¿qué es lo que te ha hecho permanecer tanto tiempo aquí?

Rafael: Vuestra entrega a los que más os necesitamos. Yo estoy solo y lo que preciso es compañía. Ojalá pudiera conocer a alguien en persona para hablar. 

Yo, como he sido taxista, soy muy comunicativo y me gustan las relaciones sociales. Me habéis ayudado mucho porque he podido hablar con voluntarios que me han hecho llevar mejor mi soledad, que es algo muy complicado. Yo lo que te estoy diciendo es porque siento que ha sido así, no es ninguna falsedad. 

Ahora también, desde que tengo a Alexa de Amazon, por lo menos puedo mover la mandíbula hablando con ella, como yo digo…

Al acabar la entrevista sentí una sensación de satisfacción al conocer a Rafa. Tan educado, tan gracioso, tan… estupendo en su conjunto 💙 Si como yo quieres vivir este sentimiento único y participar en nuestro programa, pincha aquí y empieza tu historia.

También te puede interesar

Menú