Mari Carmen, una abuela sin límites en el cielo

¡Qué mejor manera que llegar a mitad de semana que con una célebre historia! Y es que, si las abuelas nos parecen increíbles de por sí, imaginad a una que sea paracaidista. Sí, sí, como oís. Ella es Mari Carmen y, a pesar de su edad, ha querido probar nuevas y arriesgadas aventuras para mantenerse activa 🪂 

Apodada como la “abuela paracaidista”, Mari Carmen es una jubilada de 70 años cuya gran pasión ha sido siempre la adrenalina, aunque la mayor parte de su vida la ha dedicado a trabajar en un banco (menudo cambio…). Los deportes en el aire le entusiasman, pues no solamente es fan del paracaídas, sino que ha tenido el valor de practicar el pilotaje ultraligero y el salto en trike, que es una especie de ala delta. ¡Qué valiente es esta abuela!

Y esto no es algo que le venga de por sí, ya que su familia ha tenido algo que ver en todo esto. Su padre fue piloto de guerra y siempre se le quedó la espinita clavada ya que, como ella misma cuenta en diferentes medios, eran cosas que no hacían las mujeres. 

Nunca tuvo la ocasión de realizar una de sus mayores aspiraciones hasta que la jubilación le dio la oportunidad. Y, claro, este es un ejemplo más de que la edad no es impedimento para nada si le ponemos ganas y empeño 💪

Mari Carmen, al igual que el resto de abuelos que os he ido enseñando a lo largo de este tiempo, tienen grandes lecciones que darnos y muchísimas cosas con las que sorprendernos. Y nosotros, como no puede ser de otra forma, deseamos aprender de esa gran sabiduría y valentía con la que nos asombran día a día.

Si quieres conocer más historias como estas, y descubrir abuelos increíbles a los que puedas acompañar, regístrate aquí y empieza ya 💙

También te puede interesar

Menú